Animales con genomas singulares: ajolotes, ratas topos desnudas y tardígrados

Secuenciar el genoma de animales con gran resistencia al cáncer, o que son muy longevos, o capaces de regenerar partes de su cuerpo permite buscar claves valiosas en investigación biomédica.

El arroz basmati, los pandas rojos que, como se ha visto, son dos especies diferentes, el calamar gigante, la dorada, todas las especies vivas de pingüinos, la cobra india.. son algunas de las especies animales y vegetales cuyo genoma se ha secuenciado en lo que va de 2020. Sin olvidarnos del genoma más comentado del año, el del coronavirus SARS cov 2.  Solo con este último ejemplo se pude entender la importancia que tienen este tipo de investigaciones, que descifran los códigos genéticos de los seres vivos con muy diversas finalidades. Este es el tema que abordamos con Ana Zubiaga, catedrática de genética en la Facultad de Ciencia y Tecnología de la UPV-EHU donde también desarrolla investigación en biología molecular del cáncer

Hay especies de animales que, por su singularidad, despiertan especial interés, por lo que su genoma se estudia con la idea de descubrir que los hace, en ciertos aspectos, especiales.  Vamos a conocer algunas de estas especies… por ejemplo, la rata topo desnuda. Este roedor, originario de Africa, es un animal extraño. Vive en madrigueras subterráneas, no tiene pelo y regula su temperatura corporal en función del entorno. Puede vivir unos 30 años, lo que para un roedor es muchísimo tiempo. Puede aguantar 18 minutos sin oxígeno y tiene una alta resistencia a desarrollar tumores. Su genoma se obtuvo en 2011.

Otra especie singular: la salamandra conocida como ajolote o axolotl, un anfibio que vive en México y cuyo genoma fue secuenciado en 2018. Su genoma es 10 veces más grande que el de los seres humanos y su estudio puede descubrir los mecanismos que hacen posible que esta salamandra regenere muchas partes de su cuerpo, incluida la médula espinal y parte del cerebro.

Los tardígrados, conocidos también como osos de agua, son seres acuáticos,  que miden medio milímetro, con aspecto de oruga con patas, y conocidos por ser los campeones de la supervivencia en ambientes extremos. Soportan un rango de temperaturas que van de la temperatura más baja que se ha conseguido, 273 grados bajo cero, a los 150 grados. Además soportan niveles de radiación que nos matarían. El primer avance de su genoma se obtuvo en 2015 y desde entonces se busca la clave de su extraordinaria resistencia.

 

Referencias:

La mecánica caracol. (2020). «Animales con genomas singulares: ajolotes, ratas topos desnudas y tardígrados». 5 de marzo de 2020, de Eitb Sitio web: https://www.eitb.eus/es/radio/radio-euskadi/programas/la-mecanica-del-caracol/detalle/7076200/animales-genomas-singulares-ajolotes-ratopines-tardigrados/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *